Archivo

Entradas Etiquetadas ‘niños’ XML Feed

El doctor Pedro Cavadas en REC Radio, 17 de mayo de 2017


REC Radio es el espacio oficial de la titulación de Periodismo de la UMH. En él se informa sobre la actualidad de la profesión de la mano de estudiantes, periodistas, y expertos en la materia. Está presentado por Cristina Ortega.

En el programa de hoy hemos entrevistado al doctor, especializado en transplantología, Pedro Cavadas.

Escúchalo

EDITORIAL:

Me he dado cuenta de que uno de los problemas que tenemos -que tengo- es que no sabemos ponerles nombre a las cosas, a nuestros sentimientos. Y es que encontrar la palabra concreta o el vehículo adecuado para que la gente nos entienda, cuesta más de lo que parece.

A veces lleva toda una vida encontrarle el sentido a un “te quiero” y pronunciarlo de forma sincera; o averiguar qué se esconde detrás de una palabra tan aparentemente corta como es “amor”.

Antes de hablar, de emplear los términos para agradecer o reprender, para juzgar o alabar, para defender o rebatir ideas…preguntémonos qué significado guardan.
Por ejemplo, antes de preguntarse si creen en los milagros, plantéense qué entienden ustedes por “milagro”.

¿Qué es para ti un milagro? “Algo que no existe”, escuchaba hace tiempo. Y otra voz respondía de inmediato: “Para mí son cosas que se escapan a nuestra percepción”. Y a mí nada me convencía. Y por más definiciones que buscaba, ninguna conseguía llegarme dentro, porque tal vez mi problema era ese: que trataba de entender con la cabeza lo que sólo se comprende con el corazón.

Hasta que hace unas semanas, alguien a quien admiro, me soltó de repente: “¿Milagro? Para mí un milagro es gente normal, haciendo cosas normales, que se convierten en extraordinarias”.

“¡Eso es!” dije en voz alta mientras cabeza y corazón se ponían de acuerdo por fin, y asentían al unísono. Ya tenía mi definición, ya había conseguido ponerle nombre a algo que me inquietaba. Que no dejaba de buscar…y todavía no sabía muy bien por qué.

Y, entonces, cuando pensaba que ya estaba todo resuelto, la vida, experta en generar interrogantes, me regaló un nuevo pensamiento: “Qué curioso, ¿no? Que haya tantas personas que no crean en los milagros y que, sin embargo, se dediquen cada día a fabricarlos”.

[Facebook] [Twitter]

Guillermo Abril y Carlos Spottorno, autores de “La Grieta”, en REC Radio, 15 de febrero de 2017


lagrieta

REC Radio es el espacio oficial de la titulación de Periodismo de la UMH. En él se informa sobre la actualidad de la profesión de la mano de estudiantes, periodistas, y expertos en la materia. Está presentado por Cristina Ortega.

En el programa de hoy hemos entrevistado a Guillermo Abril y a Carlos Spottorno, reportero y fotógrafo del diario “El País” y autores de la obra “La Grieta”: un viaje, en formato cómic, por las fronteras de la Unión Europea para comprender el drama de los refugiados.

Fuente de la imagen: Astiberri Ediciones

Escúchalo

EDITORIAL:

Este mes de parón por exámenes y estudio intensivo en la cueva me ha servido, además de para darme cuenta de que Derecho es una carrera de valientes, para recordar una premisa que aunque nunca la perdí de vista, creo que la tenía algo olvidada.

Ya saben: como a ese amigo al que quieres a rabiar, pero que no ves por falta de tiempo o más bien abundancia de excusas. Hasta que un día te lo encuentras: a él o a una vieja fotografía de ambos. Y comienzas a recordar de nuevo: lo que os prometisteis, por qué decidisteis emprender ese camino juntos, y sobre todo, con qué fin.

Un día, de repente, lo recuerdas todo de forma tan clara que ya sabes por qué, aunque te encontrabas feliz, notabas que te faltaba algo…te faltaba el sentido de tu vocación. Te faltaba una razón verdadera para levantarte cada mañana. Te faltaba volver a descubrir tu misión.

Y te faltaba mirarte a la cara y preguntarte a ti misma: ¿Qué estoy haciendo para cambiar la vida de los demás?

Pues eso es lo que me ha ocurrido este mes. Que andaba yo enredada en los demás, en el temario de Constitucional, en mi rutina…y de repente me encontré con este texto de Raúl Solís. O más bien, Jesús me lo mandó sin saber que yo andaba un poco con el corazón inquieto, como San Agustín.

Y entonces vi la luz que me empujó a estudiar Periodismo. Y empecé a buscar de nuevo, empecé a intentar ejercer un periodismo que sirva para algo.

Hoy quiero compartir con ustedes el texto que me despertó del ruido. A ver qué les parece. A ver qué les dice a ustedes…a lo mejor incluso les revuelve por dentro, como me pasó a mí:

“El periodismo no está en crisis. Nunca ha habido tantas historias con tanta urgencia de ser contadas, tantas cifras aberrantes dignas de ser convertidas en vidas, tanta injusticia a cielo abierto y tanto silencio. Ser periodista no puede ser un ascenso social, como piensan muchos compañeros que pierden la mirada en las moquetas rodeados de políticos, banqueros, grandes empresarios o en la vanidad de pensar que lo importante somos nosotros y no el mensaje o las historias que contamos.

La vida real no transcurre en las ruedas de prensa, la gente real no habla encima de un atril, lo verdaderamente importante está fuera de las salas de prensa, en los barrios comidos de mierda y pobreza donde las colas de los comedores sociales doblan la esquina, con niños y niñas que intentan romper el maleficio de su destino esforzándose por estudiar para salir de la exclusión.

Los periodistas tenemos que defender nuestro barrio, no olvidar que la mayoría de nosotros hemos salido de allí, algunos incluso hemos salido de barrios que les separa un semáforo del mundo de la exclusión.

Niños o adultos que merecen que este hermoso y privilegiado oficio de contar cosas sea la herramienta para que los invisibles puedan levantar la cabeza, frente a quienes legislan cada día para hundir en la miseria a más y más gente.

Ellos, lo quieren todo; nosotros, contémoslo todo y activemos las redes de solidaridad que hagan que este país merezca la pena. Independencia, sí; neutralidad, nunca. Ser neutral en barrios difíciles es situarse del lado del sistema que le niega el derecho a soñar a los niños. Si el periodismo no sirve para defender a la gente sencilla, no sirve para nada”.

Y aquí yo añadiría: ya no sólo el periodismo, si nuestras profesiones, nuestros trabajos…nuestras vidas, no sirven para defender a la gente sencilla, no sirven para nada.

[Facebook] [Twitter]